Header image
 
 
 
 

 

 


Información para Médicos

 
 
Alteraciones hepáticas
 
Analito de Glucosa
 
Analito de Colesterol
 
Lipidogramas
 
Vitamina D
 
Qué es la Osteoporosis?
 
Un poco de historia ...
 
Estreptococo Beta Hemolitico


 

Analito de Glucosa (1 de 3)

   
 

¿Por qué hacer el análisis? Razones por las que se realiza el examen

El examen de glucemia se utiliza para monitorear a pacientes que padezcan diabetes. También se puede hacer si el paciente presenta: una convulsión por primera vez, cambios extraños en el comportamiento, episodios de desmayo, etc.
La prueba de la glucosa en sangre sirve para conocer la cantidad de glucosa en sangre justo en el momento de la obtención de la muestra. Se utiliza tanto para detectar hiperglicemias como hipoglucemias y para diagnosticar la diabetes, así como estados pre-diabéticos en individuos sanos asintomáticos, debido a que la diabetes es una enfermedad frecuente que se inicia con pocos síntomas. Está especialmente indicado en individuos con elevado riesgo de desarrollar diabetes, como aquellos con una historia familiar de diabetes, aquellos con sobrepeso y los que ya sobrepasan los 40 ó 45 años de edad.
La glucosa sanguínea puede medirse en estado de ayuno (obtención después de 8 a 10 horas de ayuno), aleatoriamente (en cualquier momento), post-prandial (después de una comida), y/o formando parte de una prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTOG), para diagnosticar Diabetes mellitus cuando los resultados de glucosa en ayunas no son claros. La mayor parte de mujeres embarazadas es sometida a una evaluación para detectar una posible diabetes gestacional, una forma transitoria de hiperglicemia, entre las semanas 24 y 28 del embarazo utilizando una PTOG.  Si una glucosa en ayunas o una glucosa en una muestra aleatoria se encuentran por encima de los valores empleados para diagnosticar diabetes, se considera que la paciente presenta una diabetes gestacional y la prueba ya no se considera necesaria la PTOG.
Las personas diabéticas deben monitorizarse ellas mismas sus propios niveles de glucosa en sangre, a menudo varias veces al día, para determinar si su glucosa se aparta o no (aumentada o disminuida) de la normalidad y para establecer así qué cantidad de fármaco administrado oralmente o cuanta insulina pudieran necesitar. 
La glucosa en orina a menudo se solicita independientemente. Con anterioridad, se había utilizado para monitorizar la diabetes, pero ha quedado ampliamente desplazada por la glucosa en sangre, que ofrece una información a "tiempo real" y además es más sensible. La glucosa en orina constituye sin embargo, una de las sustancias que se mide cuando se realiza un examen de orina.

 

  siguiente
t t t t t t t